Noticias Destacadas
Desmitificando el comercio electrónico

Desmitificando el comercio electrónico

Existen tres posibles situaciones en las que enmarcarte si estás leyendo esto. La primera de ellas es que tengas una tienda física y busques ampliar tus beneficios lanzándote a las ventas online, la segunda es que quieras lanzar un negocio apoyándote exclusivamente en las herramientas que nos ofrece internet, y, la tercera es que tras pasar por alguna de las dos anteriores las cosas no te hayan ido como esperabas.

Si te encuentras en una de las dos primeras ya empiezas con buen pie, estás informándote antes de lanzarte al oscuro abismo del comercio electrónico. Si estás en la tercera tranquilo, quizás no sea tarde para enderezar el rumbo de tu e-commerce.

El comercio electrónico es un mercado en auge, eso es cierto y las cifras respaldan este postulado. En España las ventas aumentan exponencialmente año tras año, y, si confiamos en esta tendencia, apoyada además por la situación que viven nuestros vecinos europeos, llegamos a la conclusión de que es una herramienta que debemos empezar a utilizar con carácter inmediato.

Sus ventajas están ahí, todos las conocemos. Abiertos 24h al día 365 días al año, costes de mantenimiento irrisorios en comparación con los locales comerciales de toda la vida, amplísimo rango de clientes potenciales, etc. Con intención de “vendernos” una tienda online nos llegan a decir incluso que esta “trabaja sola”, nada más lejos de la realidad. El comercio electrónico es una solución magnífica para tu negocio, pero requiere tanto trabajo o más que el comercio convencional, comencemos por el principio.

Lo primero en lo que debes pensar es ¿por qué alguien iba a comprarme a mí? Busca tu producto en internet y elabora un pequeño estudio sobre la oferta, precios, plazos de entrega, trato con los clientes, ofertas, política de devoluciones, etc. ¿Puedes competir con los que ya están asentados en la red? Si la respuesta es sí, adelante, continuemos, de lo contrario es el momento de que te plantees cambios en tu negocio.

Una vez hayamos analizado a la competencia y tengamos claro que hay sitio para nosotros en ese mercado, debemos definir claramente nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles, quizás no podamos competir en precio, pero nuestra política postventa podría ser un interesante valor añadido, en ese caso, tendremos que ser hábiles para hacérselo saber a nuestros potenciales clientes.

Llegado el momento de contratar servicios nuestra recomendación es sin ninguna duda que te dejes asesorar por profesionales del sector. Del mismo modo que no te planteas construir tu local por ti mismo, ladrillo a ladrillo, no deberías plantearte gestionar todos los procedimientos que conducen a empezar a vender por internet por ti mismo, lo más probable es que los resultados sean igual de insatisfactorios que en el ejemplo de los ladrillos. Encuentra una empresa que te de confianza, que capte tu idea y la esencia de tu empresa y deja que ellos se encarguen de plasmarla. Elecciones a priori poco relevantes como el nombre del dominio, la localización del servidor o la plataforma de e-commerce pueden acabar siendo claves en el éxito de tu proyecto.

Supongamos que nos has hecho caso y que una maravillosa empresa de desarrollo web ha captado tu idea y la ha plasmado a la perfección, el dominio es perfecto, tu tienda es muy intuitiva tanto para ti como para tus clientes, se adapta a los dispositivos móviles, el catálogo ofrecido es idóneo, y además, todo muy “seo friendly”. Te encuentras totalmente satisfecho y piensas, ahora a esperar a que lleguen los clientes, grave error, el trabajo acaba de empezar.

Lo primero que debes hacer es familiarizarte con tu nuevo entorno de trabajo, conceptos como SEO, SEM, social media, pagerank, blog, email marketing, newsletter, etc. Deberían ir  dejando de sonarte a chino, luego decidiremos de cuales de estas cosas nos vamos a ocupar personalmente y cuales vamos a externalizar, pero al menos debemos saber por dónde van los tiros, Google puede ser un gran aliado para ayudarte con esta tarea.

Ahora que ya sabemos más o menos a que competencias nos enfrentamos llega el momento de decidir que podemos hacer por nosotros mismos y con que necesitamos ayuda en función de nuestras capacidades y aptitudes. No obstante hemos de mantener una relación directa con aquellos campos externalizados a fin de llevar una política global. Pongamos un ejemplo, si dejas las redes sociales manos de un community manager válido, que sabe ganarse a tus clientes en internet, y, una vez estos llegan a tu tienda, el soporte que tú les das no sigue las mismas pautas, estos se sentirán confusos. Mantener la armonía en todos los sectores de tu nuevo negocio es una tarea tan compleja como importante.

Ahora que tienes el posicionamiento y las redes sociales en manos de profesionales con los que te reúnes periódicamente para aumentar el éxito y el calado de tu negocio en la red. Ahora que te has convertido en un auténtico experto gestionando tu tienda online, conoces tu producto como nadie y tus clientes te demuestran día a día que quedan plenamente satisfechos con lo que les vendes. Ahora que tienes cubierto todo lo necesario para triunfar, y comienzas a ser rentable ¿ahora qué?

Adelántate a los cambios. Internet es un mundo en constante evolución que avanza a un ritmo vertiginoso y en el que reina la selección natural. Los métodos de posicionamiento, venta y fidelización que ahora te funcionan con éxito puede que dentro de un año dejen de hacerlo en favor de nuevas herramientas, si no quieres que esto te coja por sorpresa debes estar al día. Lee, infórmate y sigue formándote para ir siempre un paso por delante de tus competidores.

Powered by Facebook Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top